Ingenio de Divertinajes
Ingenio de Divertinajes

Tengo, tengo, tengo · Ingenio de Divertinajes

Tengo, tengo, tengo

(0) 02/05/2017 16:21h

A veces, los libros son nuestra madalena de Proust. A veces, recibimos un original, empezamos a leerlo para preparar la promoción, y línea a línea nos embarcamos en un viaje temporal…

Tengo

Nos ha pasado con Tengo, tengo, tengo, de José Antonio Millán (Ariel): esta reivindicación de la lengua rítmica, este estudio del idioma que se corea para sobrevivir y que al hacerlo se transforma, nos llevó a recordar las canciones de nuestra infancia (tengo, tengo, tengo, tú no tienes nada…) y a entender cosas que decíamos a tontilocas (¿de dónde viene lo de «matarile, rile, rile»?).
 
De momento, lo han leído Macarena Berlín, que entrevistó a Millán en Hoy por hoy (21:23), y los participantes en la tertulia cultural de 24 horas, el informativo nocturno de RNE (22:15).
 
Esperemos que con su ayuda, y con la de todos los periodistas que a buen seguro se interesarán por el libro en los días venideros, Tengo, tengo, tengo llegue a muchos lectores.

También hace camino Deportado 4443. Sus tuits ilustrados, de Carlos Hernández de Miguel e Ioannes Ensis (Ediciones B). Entre otros, han repasado sus páginas los compañeros de la Agencia EFE, InfoLibre y Noticias Cuatro.

Es un no parar

Tengo

Claudio Alsina, autor de Todo está en los números (Ariel), pasó por los micrófonos de A vivir que son dos días (SER), Más de Uno (Onda Cero) yLa mecánica del caracol (Radio Euskadi); también por las páginas de La Razón.
 
Jorge Morales de Labra defendió su Adiós, petróleo (Alianza Editorial) en La brújula de la economía de Onda Cero.
 
Y siguen saliendo las entrevistas que Philip Lymbery hizo cuando vino a España para explicarnos como es La carne que comemos (Alianza Editorial). Entre las últimas, ésta publicada en los diarios del Grupo Vocento.

Por lo demás

El su último artículo en InfoLibre, «La novela, para el que trabaja», Eva Orúe repasó la nómina de escritores españoles que desde diferentes enfoques ideológicos y postulados estéticos han reflejado las luchas de los trabajadores. «Tal y como está la situación –le dijo Elvira Navarro–, el trabajo va a ser de los pocos asuntos épicos sobre los que la literatura puede tratar.»

Vaya semanita
Anterior Siguiente

Comentarios (0)

Haz un comentario

Escriba el código anti Spam

Política de privacidad y Responsabilidad de los comentarios